Construida en 2014, esta casa en la isla de Silos, Grecia, combina a la perfección el lujo de una finca con vistas al mar con la sencillez de los materiales naturales tradicionales. Se trata de una construcción que ha sido integrada en su entorno, usando principalmente colores naturales y dejando a un lado, la sofisticación. Es un hogar para vivir y disfrutar de forma relajada y sencilla.

Espero que os guste tanto como a mí, no tengo más que decir.

¡Hasta pronto!

 

Imágenes vía Revista Axxis

 

 

Comment

Follow my blog with Bloglovin