En los últimos meses, con una mudanza a cuestas y dos cachorros que apenas sabían donde vivían, hemos decidido rematar el esfuerzo mejorando nuestra casa, para convertirla en un verdadero hogar. Lo que nadie nos dijo es que, las casas de revista (como a mí me gustaría) requieren MUCHO trabajo extra, especialmente si tienes un presupuesto reducido, así que hemos optado por hacer muchos trabajos a mano, algunos "detallitos" que mejoran las estancias, pero que también te hacen sudar la gota gorda.

Nuestro último objetivo es la cocina, repleta de clásicos muebles en color roble, que innegablemente otorgan antigüedad a otros cambios que la habían modernizado un poco. El problema viene cuando, como fan Nº1 de Pinterest, empiezas a buscar inspiración en la red. ¡Horror! Esta conversación se convierte en el pan de cada día:

- Me gusta esa, y también, esa otra, ¿qué opinas?

- Sí, las dos son bonitas.

- Pero dime cuál prefieres, alguna te gustará más ¿no?

- La que tu prefieras, me gusta también esta otra de color verde.

- ¿Verde?, pero si el otro día te gustaba más la negra que descartamos...

Como nuestro presupuesto no puede cubrir un cambio total de la cocina, hemos optado por cambiarla de color, animados por las fotos del antes y después de cocinas que hemos visto, nos vamos a arriesgar a probar suerte con la pintura y todo su proceso.

Para que podáis ver por donde van los tiros, os dejo las 8 ideas que estamos barajando para pintar la cocina.

Imágenes vía Pinterest

¿Qué os parecen estas cocinas? ¿Qué color os gusta más?

Nos gustaría recibir algún consejo o idea que se os pueda ocurrir, para innovar en este proyecto. ¡Prometo enseñar en el futuro como nos queda la cocina!

¡Hasta pronto!

2 Comments

Follow my blog with Bloglovin