De entre todas las cosas que pueden hacernos sentir orgullosos, una de las últimas que he vivido, es reformar tu propia vivienda. Se trata de un esfuerzo económico, físico y psicológico que debería acabar bien, o quizá no. ;)

Es por ello que, últimamente, siento bastante empatía con las reformas que otras personas hacen o proyectos que he podido ver online. Hoy quiero enseñaros un 'antes y después' bastante bonito y con el que seguramente muchas personas puedan sentirse identificadas.

¡Espero que os guste!

Imágenes vía Design Sponge

 

¡Hasta la próxima!

Comment

Follow my blog with Bloglovin